Los lípidos: qué son y qué funciones tienen.

Los temidos lípidos, que nos hacen preocuparnos cuando nos subimos a la báscula. Independiente de nuestra preocupación como residentes en la opulenta sociedad del primer mundo, su función es absolutamente necesaria, todo es cuestión de que estén presentes en nuestro organismo en su justa medida.

Los lípidos son los elementos nutritivos contenidos en los alimentos que proporcionan la mayor parte de la energía necesaria para la vida. Son nutrientes energéticos que se almacenan en el organismo para ser utilizados posteriormente como fuente de energía en caso de una reducción del aporte de hidratos de carbono.

Su origen puede ser animal o vegetal; están formados principalmente por carbono, hidrógeno y oxígeno; ocasionalmente pueden contener fósforo, nitrógeno y azufre. Son sustancias insolubles en agua y solubles en disolventes orgánicos (glicerina, éter, etc.).

Los lípidos son elementos nutritivos muy valiosos y su ingestión, aunque sea en pequeñas cantidades, es imprescindible para la vida:

  • Contienen los ácidos grasos esenciales.
  • Como reserva de energía forman el tejido adiposo, que se metaboliza proporcionando 9kcal/gr ( un gramo de hidratos de carbono nos aporta 4 kcal).
  • Forman parte de membranas y compuestos de gran importancia biológica.
  •  Son portadores de las vitaminas liposolubles A, D, E, y K.
  •  Tienen un efecto organoléptico que mejora la palatabilidad de los alimentos.
  • Proporcionan sensación de saciedad.
  • Mantienen nuestra temperatura corporal.

En una dieta equilibrada, aproximadamente el 25 % y, desde luego, no menos del 10 % de la energía debe ser ingerida en forma de grasas. No se recomienda que la ingesta sea superior al 30 %.

Este vídeo es muy clarificador y refuerza todo lo que te hemos contado en el texto. Remarcamos un punto que trata la intervinente en el vídeo es muy importante la CALIDAD de los lípidos, que la CANTIDAD….

 

Este vídeo está muy bien si quieres conocer un poco sobre la estructura química de los lípidos. Lo explica francamente bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *