No nos imaginamos fuera de aquí

Ante la próxima publicación del pliego de condiciones para las concesiones y la gestión el Mercado Central tras la inminente reforma, la Asociación de Detallistas del Mercado Central desea manifestar su compromiso e implicación para colaborar en un proyecto que permita el acceso a productos básicos de alimentación con una óptima relación de calidad y precio y la viabilidad económica de la actividad comercial de los trabajadores y trabajadoras autónomos que desarrollarán su actividad en el citado espacio.

Los detallistas acumulan experiencia y profesionalidad que les permite manifestar opiniones fundamentadas sobre los aspectos comerciales y prácticos que deben ser tenidos en cuenta en el diseño del nuevo mercado. Entre dichos aspectos, destacan la conveniencia de disponer de puestos con una superficie de exposición que facilite la visibilidad de sus productos y la existencia de cámaras de conservación en el propio puesto. Estas cámaras evitan o reducen el trasiego de mercancías durante el horario comercial.  De igual modo, la superficie disponible en el puesto debe permitir unas condiciones de trabajo adecuadas para la preparación de los productos, según los deseos del cliente y facilitar al máximo la ergonomía y la seguridad e higiene en el desarrollo de la actividad. En este sentido, se debe tener en cuenta las largas jornadas de trabajo de los comerciantes que no se restringen al horario de atención al público, sino que se amplían a las labores de acopio y adecuación de los productos.

Por otro lado, la asociación de detallistas ha venido desarrollando actividades de promoción del mercado desde su fundación y acapara conocimientos que le facultan para proponer acciones que contribuyan al impulso y potenciación del conjunto del mercado mediante servicios comunes, tales como: el servicio de atención al cliente, las acciones de dinamización de todo tipo que se vienen desarrollando, el servicio a domicilio, cuya prueba piloto está a punto de iniciarse y la interlocución con los agentes socioeconómicos del entorno y con las administraciones públicas.

El mantenimiento de la función principal para la que fue inaugurado en 1903, que fue la de habilitar en un espacio cubierto la venta al detalle de productos de alimentación, no es incompatible con los nuevos tiempos. La asociación considera incluso que debe potenciarse, pero generando experiencias de compra que combinen el ocio, la cultura y la compra responsable. La asociación es plenamente consciente de la necesaria y urgente adaptación a los deseos y necesidades de las nuevas generaciones que demandan servicios y productos que les aporten un valor añadido a su experiencia de compra.

La autocrítica es adecuada y conveniente para reflexionar e introducir los cambios que permitan a este formato comercial seguir manteniendo la calidad y la estabilidad del empleo  del que disfrutan los colaboradores y el de los trabajadores y trabajadoras autónomos. En ese sentido, es imprescindible configurar un modelo de mercado que sirva a los clientes actuales y futuros, ya que son los que permitirán mantener viva la actividad.

Los detallistas reconocen la simpatía e implicación hacia el mercado de los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza y sus localidades cercanas. Al fin y al cabo, el mercado constituye un bien democrático propiedad de la ciudad. Es nuestra responsabilidad que sepamos diseñar un espacio que siga manteniendo e incrementando el favor de los clientes y que constituya un símbolo que garantice la coninuidad del modelo de comercio de proximidad en todos los nuestra ciudad.

Los asociados de la asociación están atravesando por una fase de inquietud ante la pronta remodelación, pero mantienen una idea de unidad de acción, poco común entre el colectivo de microempresarios.  A pesar de la zozobra que les provoca la incertidumbre acerca de las condiciones para poder acceder a un puesto en el nuevo mercado, la ilusión de estar presente en el nuevo mercado sigue evidenciándose, puesto que la mayoría de ellos no se imaginan desarrollando una actividad comercial fuera de este espacio y alejados de los clientes a los que sirven actualmente.  Al mismo tiempo, están dispuestos a introducir los cambios organizativos precisos que les permiten adaptar sus productos y servicios a los más jóvenes. Este colectivo es el que permitirá asegurar la viabilidad del mercado en los próximos cincuenta años. El atractivo y la vida del mercado la dan los propios puestos abiertos. Un mercado flamante pero con los puestos cerrados carece de interés y de atractivo, tanto para los residentes como para los turistas que cada vez más acuden a visitar el mercado.

Para finalizar este escrito, la asociación desea conocer los detalles de la configuración del espacio interior del nuevo mercado, los servicios con los que contará y las condiciones para obtener un puesto en el futuro mercado. Al mismo tiempo, desea preservar su experiencia de trabajo en común, su voluntad de estar juntos, manteniendo su independencia, pero compartiendo una misma visión que concibe el mercado como un espacio comercial dotado de fuerte personalidad e imagen. Los años de experiencia y de duro trabajo no pueden ni deben perderse. La junta directiva de la asociación seguirá defendiendo al conjunto de sus asociados y se muestra receptiva a acoger a nuevos miembros, a los que contagiará de su entusiasmo e ilusión por un futuro común que honre a las generaciones que nos precedieron.

 

4 comentarios en “No nos imaginamos fuera de aquí

  1. Es un mercado maravillos. Debe de ser remodelado por el gobierno. En cualquier ciudad de España el casco histórico es remodelado, necesitamos lo mismo en NUESTRA ZARAGOZA.
    Deseamos seguir comprando a grandes detallistas que te ofrecen un producto de alta calidad a un buen precio.

    1. Buenas:

      Estamos seguros que entre todos lograremos un magnífico nuevo mercado. Los más importantes sois vosotros, los clientes que confiáis en nosotros/as.

      Saludos y gracias

  2. estoy inquieto al enterarme que mis compañeros puedan ser desalojados por cuestión de dinero….si de 190 puestos o 130 según mis informaciones pasan a 74…la selección solo es cuestión de dinero.. y yo tengo un grato recuerdo de ese mercado considerado el mejor…por la capacidad de aguantar puestos pequeños dando un servicio continuado de mañana y tarde..lo que debe regularse son los horarios de centros comerciales prohibiendo su apertura en domingos y festivos…un ejemplo de ello es el país vasco donde no abre el comercio ni pequeñós ni grandes siendo su atractivo el espacio cultural, el ocio y la vida familiar,,,, San Miguel no es un Mercado de Abastos….Victoria en Cordoba no es un mercado de abastos, lo de Sevilla no es un Mercado de Abastos…el mirar a estos espacios como productores de ocio solo puede llevar a una burbuja de los mercados municipales centrales por su ubicación en las zonas históricas y catalogados edificios históricos BIC (BIEN DE INTERES CULTURAL) paco consuelo comerciante del Mercado Verónicas en Murcia

Responder a Idoya gadea Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *