Mascarillas para atender a las personas con problemas auditivos.

La Asociación de Implantados Cocleares de España en Aragón ha repartido entre los detallistas del Mercado Central medio centenar de mascarillas comunicativas. Con ellas, las personas con problemas auditivos puedan realizar sus compras con total normalidad ya que podrán entender lo que les trasmiten los vendedores reconociendo la expresión facial de los mismos. En el reparto ha participado la consejera de Mercados del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte.

La Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España, donde está integrada la sección aragonesa, ha luchado desde el principio de la pandemia por prevenir el aislamiento social y mejorar la comunicación entre las personas con problemas auditivos. Por ello, se diseñó la mascarilla comunicativa que cuenta con una parte exterior de tela de 4 capas y con una ventana central transparente que permite ver la boca, facilitando el entendimiento mediante la lectura labial.


Esa banda supone un gran apoyo para hablar e interactuar con otras personas especialmente cuando se tiene un problema de audición. Las mascarillas comunicativas son lavables y reutilizables. De esta manera, cada uno de los detallistas tiene su mascarilla comunicativa en el puesto, individualizada. Cuando se acerca una persona con necesidades de comunicación especiales, el detallista se coloca la nueva mascarilla, le atiende para que el cliente pueda conocer todo lo que se está hablando y, una vez acabe la compra, el vendedor puede seguir trabajando con su protección habitual.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es jjjj-1-962x1024.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.