Jorge Chueca.

“La venta a través de las redes sociales es muy importante”

Jorge Chueca (32 años) representa la tercera generación de Pescados y Mariscos Chueca. Su abuelo y su padre le precedieron y él piensa continuar con el negocio. “Empecé a trabajar en una empresa de mecanizados, pero en cuanto mi padre me sugirió venir al puesto no me lo pensé”.

Habitualmente se levanta a las cuatro de la mañana y de martes a sábado va a Mercazaragoza. Lo siguiente ya es empezar a preparar los pedidos a las siete en el puesto y servirlos desde las nueve. “La verdad es que desde la remodelación se ha animado bastante, no deja de venir gente nueva”, asegura.

Jorge ha apostado claramente por dar visibilidad a su trabajo a través de las redes sociales. “Utilizamos sobre todo Instagram –comenta–, cada día colgamos una historia con todo el pescado que tenemos y los precios, y a partir de ahí nos van haciendo los pedidos; a la gente le parece muy cómodo y nosotros estamos encantados porque es una vía nueva de negocio muy interesante que estoy seguro de que ha llegado para quedarse”.

De las redes sociales se encarga su novia porque a Jorge ya no le da más la vida, “aunque yo le paso todas las fotos”. A primera hora de la tarde, de tres a cuatro, es cuando entre él y su padre reparten los pedidos. “Tenemos distribuida la ciudad para que nos pille cerca de donde vivimos”. La venta mínima que han puesto es de 30 euros “y no cobramos nada por llevar el pescado y el marisco”.

Esta fórmula ha tenido mucho éxito, y además de Zaragoza y sus barrios rurales, ya están vendiendo en Alfajarín, Utebo, Cuarte o Perdiguera. Después de esta agotadora jornada, Jorge todavía saca tiempo para entrenar en un equipo de fútbol por la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.