Calidad y tradición, la alianza de Aldelís con el Mercado Central.

Las pollerías del Mercado Central apuestan por un compromiso de calidad, así como por un producto de cercanía gracias a su principal proveedor, Aldelís.

La apuesta por el producto de cercanía y de calidad es uno de los intereses de aquellos que acuden al el Mercado Central, por eso es importante que los proveedores también las consideren prioridades. Desde Aldelís, principal abastecedor de las pollerías Mama Tere, Julia, Flor de Aragón y Olga, gestionan cerca de 350 granjas para poder ofrecer un producto de cercanía y de alta calidad.

Parte de estas granjas están ubicadas en la provincia de Teruel, manteniendo así la actividad económica de estas zonas y el desarrollo rural. La gestión que Aldelís realiza de estas granjas, les permite controlar todo el ciclo productivo y garantizar así, el origen de su producción: desde el nacimiento, la crianza, y la alimentación hasta el transporte y el producto final. Todo el ciclo está supervisado para garantizar la calidad de la materia prima.

Para esta temporada de verano, dos de los cortes estrella son los filetes de pechuga y las chuletas de pavo. La pechuga es la parte más noble y tiene una menor concentración de grasa. Se puede pedir fileteada para hacerla a la plancha y acompañarla con una refrescante ensalada. Por su parte, las chuletas de pavo son una de las partes más jugosas del pavo con poca grasa, muy poco colesterol y muchas vitaminas y minerales y, sobre todo, es una importante fuente de proteínas de alto biológico, muy importantes para mantener el sistema inmunitario al 100%. Las chuletas de pavo condimentadas tan solo con ajo y perejil, son perfectas para preparar una comida rápida pasadas por la plancha. Se pueden acompañar con una taza de gazpacho para una comida muy apetecible de verano. Las pechugas de pavo, marinadas tanto al pimentón como con ajo y perejil son también dos opciones muy saludables y sabrosas, ideales para hacer a la plancha con alguna ensalada refrescante.

Todos estos productos y muchos más se pueden encontrar en las diferentes pollerías del Mercado Central que trabajan con los productos Aldelís. Entrando por la calle San Pablo, en el puesto 2 se puede encontrar al equipo de Mamá Tere; en el puesto 31 está la Pollería Julia; justo en frente está el puesto 44, la pollería Olga y por último Flor de Aragón se sitúa en el puesto número 77, cerca de la puerta de la calle Torre Nueva.

Todas ellas persiguen ofrecer al cliente un producto de alta calidad, de cercanía y el más adecuado para cada cliente gracias a su trabajo, además de como carniceros, como detallistas. Junto con Aldelís, forman el equipo perfecto para garantizar unos platos deliciosos a partir de una materia prima de gran calidad. Así, la carne de pollo seguirá siendo una de las grandes protagonistas entre las paredes del Mercado Central de Zaragoza, como lo ha sido durante toda su historia desde su inauguración en 1903.

Textos. Alejandro Toquero. Revista nº 6 «Mercado Central».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.